Parar y reflexionar

Parar y reflexionar

Hola a tod@s de nuevo. Qué tal estáis. Yo aquí sincerándome con vosotros un poquito más para que sepáis cómo está siendo mi experiencia de realizar el Máster en Psicoterapia Humanista Integrativa en la modalidad intensiva. He de confesar que reanudar de nuevo me costó, me daba pereza sólo de pensar en organizar de nuevo horarios, calendario y logística del hogar (niños, extraescolares, tareas hogar, trabajo) con los plazos quincenales para completar cada módulo . Con el elemento estresor añadido del proceso de búsqueda de prácticas para completar la parte práctica del máster y la realización de tesina.

Como todo ello supone un plus de esfuerzo y dedicación por mi parte, decidí tomarme un año de excedencia en mi trabajo porque ahora mi familia ocupa la mayor parte de mi tiempo y energía y necesitaba un respiro en el área laboral. Un distanciarme temporalmente de un ambiente hostil donde el esfuerzo, compromiso y responsabilidad son sinónimos de asumir más tareas y volumen de trabajo sin ningún tipo de reconocimiento o incentivo. El mismo día que entregué la carta de solicitud me lesioné haciendo deporte. Llevo inmóvil desde entonces, a la espera de más pruebas que confirmen el grado de gravedad.

Estoy frustrada y decepcionada, con sentimientos contradictorios. Justo cuando he tomado una decisión importante para poder llevarlo todo a cabo con la mayor serenidad y grado de satisfacción, siento que las circunstancias no dependen de mi. Necesitaba parar y tomarme mi tiempo, mi cuerpo me ha parado antes de lo previsto.

Ahora estoy trabajando mi paciencia, tolerancia a la frustración y una larga lista de miedos que permanecían escondidos. Sé que todo pasa por algo y tiene un sentido y una función. En mi caso detenerme, sentirme, cuidarme y dejar que me cuiden y también pedir ayuda. Desde mi parte adulta y protectora me informo de mi situación laboral, procedimientos a seguir, derechos y obligaciones; desde mi parte más intuitiva y sensitiva me hago cargo de todas las emociones que surgen en el aquí y ahora (quiero y no puedo, debería, quisiera, ojalá….) se hacen patentes mis  resistencias que siempre suponen un freno a la hora de avanzar en mi camino hacia el crecimiento personal y el aprendizaje.

Se me ha desmoronado el mantra que me vengo repitiendo y el cliché que me construí en mi infancia de  “ tú puedes con todo Susana”. Entenderme y aceptarme en este momento me ayudará a seguir fluyendo y creciendo.

El mayor aprendizaje que estoy recibiendo de este Máster es mi propia experiencia personal con la relación que mantengo conmigo misma, con todas esas partes que están ahí: alegría / tristeza , claridad /confusión, mente / cuerpo…. Y eso para mi tiene mucho valor, se que antes de poder ayudar y comprender a alguien hay que empezar por entenderse uno mismo.

Os dejo con esta sencilla y profunda frase que también a mi me viene como anillo al dedo :

“ El cambio se produce cuando se convierte en lo que es, no cuando trata de convertirse en lo que no es” ( Arnol R. Beisser).

Un fuerte abrazo

 

Susana Palacios

 

Susana Palacios
Estudiante del Máster de Psicoterapia Humanista Integrativa

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *