Amigos

amigos

Hola a tod@s

¿Qué tal estáis? ¿Cómo os encontráis? ¿Cuándo fue la última vez que reísteis a carcajadas, disfrutasteis, os sentisteis en sintonía con vuestro cuerpo, mente y emociones y a gusto en vuestro camino?

Desde un tiempo a esta parte, he puesto el freno y mirado la vida desde otra perspectiva. Permitiéndome pensar, reflexionar con calma y decidir aquello que es más beneficioso para mi, aquello que me va a hacer sentir bien, a gusto y en equilibrio. Teniéndome en cuenta en cada momento. Esto me reporta mucho bienestar, energía y apoyo es el grupo de amigos que tenemos.

Desde que mi marido y yo nos estrenamos en esta maravillosa experiencia y aprendizaje de ser padres, hace siete años, conectamos con un grupo de parejas de similares inquietudes, valores y de gran afinidad. Todos en la misma situación que nosotros: padres primerizos. Ahora somos grandes amigos, amigos de verdad, con los que compartimos momentos muy entrañables de ocio en familia, llenos de risas y anécdotas, celebraciones, excursiones, talleres de manualidades, cafés terapéuticos… Esos cafés en los que solucionamos el panorama político y social de un plumazo, resolvemos las preocupaciones propias y ajenas en un “pis pas”, con una buena dosis de humor, amor incondicional, confianza y apoyo.

Me siento muy agradecida de poder compartir con ellos tantos momentos agradables, así como transmitirles a nuestros hijos sentimientos de cariño, protección, respeto y confianza entre ellos. Lo valiosas que son las experiencias compartidas y lo mucho que se disfrutan. Siempre que surge algún imprevisto sabemos que podemos contar los unos con los otros, es maravilloso tener ese nivel de confianza y reciprocidad entre todo el grupo. La convivencia y la comunicación fluyen con facilidad. Me siento muy agradecida de haberles conocido y de que la vida los haya puesto en mi camino. Para mi las amistades de verdad, aparecen cuando no las buscas, se quedan porque conectan contigo emocionalmente y juntos creamos un circulo de intercambio de caricias positivas y emociones positivas que a todos nos hacen crecer.

Os propongo que escuchéis una canción que transmite energía, alegría y buen rollo. Despierta en mí las ganas de reír, divertirme y disfrutar de la vida solo o en compañía. Es de Mark Anthony “ Vivir mi vida” se titula . A mi me encanta y por eso me hace ilusión que la conozcáis.

Para que os dejéis llevar por el ritmo y la melodía, veréis como los pies se van solos .

Un fuerte abrazo, hasta la próxima.

Susana Palacios
Estudiante del Máster de Psicoterapia Humanista Integrativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *